Contáctanos a socialismoenlared@gmail.com


La dignidad infinita de un pueblo en Revolución



Poder Popular

Este 1 de enero se cumplió un aniversario más de la heroica Revolución Cubana, 50 años de profunda lucha y férreo combate por la Liberación Nacional y Social de este pueblo caribeño. Hermoso experimento de transformación socialista asumido y defendido por un pueblo liderado por el Comandante Fidel, el líder histórico Raúl y el Partido Comunista, sorteando exitosamente los más difíciles obstáculos (agresiones terroristas, el criminal bloqueo económico, etc.) que le ha colocado el enemigo.

El proceso de transformación económica, social, política, ideológica y cultural que da inicio en 1959 en la mayor de las Antillas no tiene parangón en América Latina. Con una permanente movilización y protagonismo del pueblo cubano –en sintonía con una dirigencia sensible y consensuada - esta revolución ha tenido la habilidad y la fortaleza de resistir con éxito al poder imperialista más poderoso y destructivo que haya conocido la humanidad, el cual ha pretendido someterla por las vías militares abiertas y encubiertas, bloqueos económicos, políticos y diplomáticos, operaciones psicológicas y por medio del apoyo permanente a grupos contrarrevolucionarios que actúan en el interior y fuera del país.

En este sentido, la Revolución Cubana es sin lugar a dudas el acontecimiento histórico más importante de la historia latino-caribeña. Cuba es el único país del continente liberado de las cadenas del Imperialismo, aunque haya muchos cretinos que piensen que este continente es libre desde inicios del siglo XIX.

Cuba es el único país del Hemisferio Occidental en haber iniciado y desarrollado un proyecto histórico de carácter socialista en el sentido fuerte del término (un proyecto anticapitalista ajeno a todo reformismo socialdemócrata), por esta razón es la inspiradora fundamental de los procesos revolucionarios que se han llevado a cabo a lo largo de Latinoamérica y el Caribe, (Chile, Nicaragua, las diversas luchas armadas en Centro y Suramérica, los procesos contemporáneos articulados en torno al ALBA).

La heroica isla ha sido el único país que posterior al derrumbe del Socialismo Europeo Oriental y la URSS ha mantenido con mayor coherencia y consecuencia los principios del socialismo revolucionario (lo ocurrido con los socialismos asiáticos debe discutirse a profundidad). Por lo tanto Cuba fue el principal faro guía de esperanza de los pueblos latinoamericanos y del mundo durante la noche de la hegemonía neoliberal de los 90. Tan sólo estos detalles bastan para conmemorar con alegría esta fecha de cumpleaños.

A medio siglo de historia, podemos afirmar que el secreto de la longevidad del proceso revolucionario cubano se encuentra en su capacidad para hacer coincidir la radicalidad estratégica en el rumbo socialista, con el mayoritario apoyo popular a las medidas tomadas en cada etapa de la revolución: las reformas agraria y urbana, la nacionalización de las empresas mayoritariamente estadounidenses, la declaración del carácter socialista de la revolución en el marco de un cruento sabotaje del imperio, la campaña de alfabetización, la edificación de las fuerzas armadas, milicias y de seguridad pública de contenido y extracción nacional-popular, la gratuidad de los servicios públicos y la búsqueda de la excelencia en ámbitos básicos de la vida humana: salud, educación, cultura, arte, deporte, ciencia, técnica, investigación científica y otros.
Sin el apoyo popular mayoritario al régimen socialista y sin la participación de la población en la defensa, la economía y el bienestar social, no es posible comprender la vitalidad de una revolución que no ha traicionado los principios martianos que constituyen la levadura de su identidad fundacional (Gilberto López y Rivas La Jornada.; en http://www.rebelion.org/noticia.php?id=78045).

Pero para lo venezolanos y venezolanas, y sobre todo los revolucionarios y revolucionarias, Cuba ha sido el principal ejemplo y bastión moral a seguir en la construcción de nuestro Proyecto Bolivariano, antiimperialista y desde hace tres años con una orientación socialista definida.

Cuba nos ha brindado la posibilidad de dar cumplimiento con una serie de reivindicaciones sociales que el dominio Oligárquico Burgués nunca brindó a nuestro pueblo, se trata de las necesidades insatisfechas que hoy hemos empezado a cubrir gracias a las Misiones Sociales. En este sentido, miles de profesionales cubanos han garantizado los profundos avances registrados en materia de salud, educación, cultura, deportes, entre otras áreas, que hoy asombran al mundo y son un digno ejemplo para la lucha de los pueblos.

El Internacionalismo Proletario, está vivo en el accionar permanente de la Revolución Cubana, que ha asumido hasta sus últimas consecuencias el axioma martiano de que “Patria es Humanidad”. Cuba, esa pequeña gran isla de menos de 500 mil kilómetros cuadrados y con una población de 12 millones de habitantes aproximadamente, ha dado a lo largo de su historia contemporánea un ejemplo de desprendimiento por la redención de otros pueblos pocas veces visto. Más de 380 mil cubanos y cubanas participaron en las luchas de Liberación Nacional en África durante las décadas de los 60, 70 y 80; igualmente miles de profesionales cubanos principalmente médicos y educadores, han participado en misiones internacionalistas en las zonas más pobres de África, Asia y América Latina, es así como los cubanos verdaderamente han sido como el CHE.

Actualmente cuando la Revolución Cubana está viviendo un momento de complejas definiciones, es necesario mucho cuidado, sapiencia y consecuencia revolucionaria para evitar cualquier regresión contrarrevolucionaria como sucedió en la URSS posterior a las reformas iniciadas en la Perestroika.

Confiamos firmemente en que la dirigencia cubana, con Fidel y Raúl al frente, junto a un pueblo valiente y consciente que ha derrotado en más de una oportunidad al imperialismo, estén nuevamente a la altura de los obstáculos que se avecinan y sepan llevar a feliz término las reformas planteadas sin renunciar a los principios y al objetivo estratégico, el Comunismo.

De igual forma condenamos el salvaje Bloqueo Económico que tanto afecta el desarrollo del pueblo cubano. Exigimos la pronta libertad de los 5 antiterroristas cubanos encerrados injustamente en las cárceles del imperio. Igualmente exigimos el cierre de la ignominiosa cárcel de Guantánamo.